¿Puede mi perro comer fruta?

¿Puede mi perro comer fruta?

¿Puede mi perro comer fruta?

Los perros no pueden decirnos expresamente qué tipo de alimentos prefieren y cuáles les disgustan, aunque lo cierto es que sí que muestran su entusiasmo o poco interés sobre determinadas comidas. La alimentación es clave para el buen desarrollo y la salud presente y futura de nuestras mascotas y, por eso, debemos prestarle especial atención.

 

¿Puede mi perro comer fruta?
¿Puede mi perro comer fruta?

 

No se trata de satisfacer constantemente a nuestra mascota ya que ella, al igual que nosotros, enfermaría si comiese siempre aquello que más le apetece. Se trata de proporcionarle una dieta equilibrada y que satisfaga sus necesidades, teniendo en cuenta las peculiaridades, hábitos y gustos de nuestro perro.

En Piensos Plus (http://www.piensosplus.es) somos especialistas en piensos para perros y gatos, y disponemos de las mejores marcas de alimentación (tanto de comida húmeda como de piensos) que reúnen todos los nutrientes que necesitan a diario nuestros mejores amigos para estar sanos y fuertes.

Los piensos son la opción perfecta para garantizar una alimentación de calidad en el día a día. Reúnen todas las proteínas, vitaminas, grasas y sales minerales que requieren nuestras mascotas, consiguiendo una alimentación equilibrada y de calidad.

Con todo, muchas veces queremos darle un premio o gratificación a nuestra mascota o introducir una ligera variación en su dieta y es aquí cuando comienzan a surgir las dudas de muchos propietarios. En concreto, las frutas satisfacen tanto a los perros como a los dueños, al tratarse de una opción saludable y llena de vitaminas extra.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que aunque existen frutas perfectas para nuestros mejores amigos, también hay algunas que debemos evitarles a toda costa, debido a que podrían hacerlos enfermar. Por esta razón, en la entrada de esta semana de Piensos Plus de esta semana queremos daros a conocer qué frutas son adecuadas para los perros y cuáles no.

 

Frutas recomendadas

Como hemos señalado anteriormente, la fruta no debe sustituir nunca la alimentación habitual y básica de nuestro perro, es decir, un pienso completo y de calidad. Podemos dársela a probar o utilizarla como un premio ocasional cuando se porte bien. Entre las frutas recomendadas se encuentran los plátanos (obviamente, pelados), la naranja, las manzanas (a muchos canes les encantan), las peras, el melón, la ciruela (con moderación) e incluso los arándanos (debido a su precio son casi un artículo de lujo para los humanos, así que no recomendamos esta opción para la alimentación canina, aunque lo cierto es que es saludable).

Antes de nada, debemos tener en cuenta la forma de ingestión de la fruta. Siempre tenemos que dársela a nuestro perro bien lavada, cortada en trozos y sin pepitas (podrían inflamar su estómago).

 

Frutas prohibidas

Es cierto que algunos perros aguantan mejor que otros las conocidas como ‘frutas tóxicas’, pero si no queremos correr el riesgo, es mejor no dárselas a nuestra mascota. Una de las que peor les suele sentar es la uva, especialmente si la ingieren en grandes cantidades, lo que podría ocasionar a nuestro animal un daño renal irreversible. Lo mismo sucede con las pasas.

Las vallas silvestres y las grosellas también son tóxicas, al igual con que ocurre con las cerezas, si nuestro perro las ingiere directamente de la planta. Si el animal las come en un descuido por nuestra parte, debemos llevarlo inmediatamente al veterinario, incluso si no presenta síntomas como vómitos o diarrea. Este tipo de vallas pueden causar también insuficiencia renal severa.

El albaricoque, ingerido directamente del árbol, también puede resultar tóxico, como ocurre con la planta de la cereza. Mientras que la pulpa de la fruta es inofensiva, algunas partes de la planta contienen cianuro y pueden causar insuficiencia respiratoria e incluso la muerte.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp