Marcando el territorio

Marcando el territorio

Marcando el territorio

¿Sabes por qué tu perro siente una necesidad incontrolable de marcar el territorio? ¿Conoces la peculiar manera que tienen los gatos para marcar sus dominios? En la entrada de esta semana de Piensos Plus, especialistas en la venta online de piensos para mascotas y alimentación animal, queremos profundizar en este tema que despierta la curiosidad de muchos.

 

Marcando el territorio
Marcando el territorio

 

En primer lugar, hay que señalar que la orina es un medio de comunicación para muchos animales. De hecho, es el rastro que permanece cuando el animal no está presente y que le permite dejar constancia de su existencia a los otros animales de la zona.

Además de como un indicativo de su presencia, la orina, que desprende ciertas hormonas y feromonas, es utilizada por las hembras para comunicar su celo. También es un distintivo del rol del animal dentro de la manada y, a través de ella, algunos mamíferos son capaces de alertar sobre la presencia cercana de posibles depredadores.

A través de su potente olfato, los perros son capaces de diferenciar si el animal que ha marcado el territorio antes que él es una hembra o un macho, lo que puede facilitar la búsqueda de pareja. También son capaces de extraer información relacionada con la edad del animal y su estado físico e incluso psíquico. Por eso, marcan el territorio y dejan constancia de su presencia, una acción que es diferente a la necesidad biológica de orinar.

Lo normal es que nuestro perro marque siempre los mismos lugares por los que realizamos el paseo habitual. No debemos prohibirle que lo haga, ya que, como hemos señalado antes, es una forma de comunicación esencial con la que, además, delimita su zona de acción.

 

Cómo evitar que marque la casa

Con todo, aunque se trata de un comportamiento sano y completamente natural, no debemos tolerarlo dentro del ámbito doméstico. Si nuestro perro intenta marcar el mobiliario de casa (el sofá, una mesa, sillas, cojines, etc.) hay que corregirle de manera inmediata.

Lo fundamental, si ya lo ha hecho, es castigarle en el mismo momento y limpiar a fondo el lugar donde el animal haya orinado para eliminar el olor por completo y evitar así posibles tentaciones. Es importante que exhibamos nuestro liderazgo, para que no intente competir con nosotros. Nunca hay que dejarle subir a nuestra cama sin que previamente le hayamos dado permiso para hacerlo, ya que el animal lo interpretaría como una muestra de debilidad y competiría con nosotros marcando su territorio y arruinando así nuestro mobiliario.

 

Los gatos lo hacen con las almohadillas de las patas

Si los perros marcan su territorio con orina (algunos también lo hacen con excrementos, aunque este comportamiento no suele ser muy habitual), los gatos lo hacen con las almohadillas de sus patas y las glándulas interdigitales, que desprenden ciertas feromonas características.

Es cierto que también lo hacen con la orina, adoptando una posición específica (levantan la cola y caminan hacia atrás) y a través del roce contra las personas, los objetos y otros animales. Otra forma de marcaje suelen ser los arañazos, que también pueden indicar que nuestro gato está sufriendo una situación de estrés intensa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp