Odio de los perros hacia sus dueños. ¿A qué se debe?

Odio de los perros hacia sus dueños.

Muchas personas han manifestado alguna vez que siente como si sus perros los odiaran, pues aparentemente esto no está muy alejado de la realidad, ya que, muchas mascotas pueden llegar a sentir un verdadero odio a sus dueños ¿esto por qué?

Las causas son diversas, se pueden mencionar aspectos del pasado como aquellos perros que de cachorros fueron sometidos a maltratos, e incluso este odio de los perros hacia sus dueños puede ser desencadenado por algunas conductas incomodas que algunos dueños adoptan.

En cualquiera de los casos, manejar toda la información posible sobre el tema en cuestión facilitará el proceso de afrontarlo, es común que muchos dueños de perros se pregunten porque su mascota no actúa como su mejor enemigo, sino que se comporta como su peor enemigo, quizás este post sirva para aclarar todas esas dudas.

Odio de los perros hacia sus dueños.
Odio de los perros hacia sus dueños.

Secuelas del maltrato canino.

Cuando un perro es maltratado de cachorro, puede que tenga dificultad de adaptarse a entornos familiares aunque sean muy confortables, esto se ha demostrado tras analizar el comportamiento de perros que han sido víctimas de maltrato animal en su etapa de cachorros, y una vez adoptados por un nuevo núcleo familiar no pueden adaptarse.

En algunos casos estos perros termina por intentar marcar su territorio y aislarse por completo, simplemente tratan de soportar ese entorno que les resulta molesto, mientras que otros se muestran poco flexibles a este cambio y comienzan a desarrollar conductas agresivas hacia sus dueños, en estos casos se ven conductas propias de odio de la mascota hacia su dueño.

 

Tipo de relación dueño-mascota.

Esto es algo fundamental, el proceso de adaptación del perro a la nueva familia dependerá en gran medida del tipo de relación que sus dueños desarrollen con este, la base de esto es el tiempo que le sea dedicado al perro.

Adoptar o comprar un perro para tenerlo encerrado en una jaula o amarrado en un jardín es el inicio de una mala relación, es norma que un perro que nunca recibió amor de su dueño muestre odio hacia este, por eso se hace cada vez más necesario pensar con detenimiento si de verdad se cuenta con el tiempo y la disposición necesaria para llevar a un perro a casa.

 

Conductas de los dueños que enfadan a los perros.

En ocasiones esas escenas de odio que el perro protagoniza viene dadas por el hecho de sentirse abrumados por algunas conductas que sus dueños consideran divertidas o gratas pero que en la mayoría de los casos a los perros les disgusta.

  • Palmadas en la cabeza, si bien muchos dueños consideran este gesto como una muestra de afecto o aprobación hacia su mascota, la verdad es que en la mayoría de los casos a estos les resulta incómoda y hasta molesta.
  • Abrazos constantes, debe existir un límite entre no demostrar amor hacia el perro y hacerlo excesivamente, los dueños de mascotas que desean abrazarlos cada segundo pueden resultar una verdadera molestia para ellos.
  • Colocarle ropa, lazos y otros objetos que obstruyan la naturalidad del perro pueden desencadenar momentos de odio del perro a sus dueños.

Se hace necesario saber diferenciar entre un perro que odia a su dueño porque este tiene traumas producto de maltratos en su etapa de cachorro, a episodios de incomodidad que un perro puede demostrar por una conducta abrumadora que el dueño desarrolle, la segunda es manejable pero la primera puede ser peligrosa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp