Cómo puede afectar el cariño de una persona a un perro

Cómo puede afectar el cariño de una persona a un perro.

Tener un perro como mascota conlleva una responsabilidad más allá de darle comida a sus horas y sacarlo a pasear, el cariño que se le proporcione a este marcará la diferencia en la conducta que desarrolle más adelante, el cariño en exceso o mínimo e incluso las horas de soledad que el perro experimente serán significativos, de allí la importancia de saber proporcionales la cantidad de cariño adecuada y velar porque estos no pasen largas horas solos en casa porque pueden verse afectados emocionalmente.

Cómo puede afectar el cariño de una persona a un perro.
Cómo puede afectar el cariño de una persona a un perro.

Cariño excesivo vs carencia de cariño.

Muchas veces se comete el error de humanizar a las mascotas, es importante tener en claro que si bien es necesario proporcionarles un buen trato, no se debe exceder en el consentimiento, ya que, esto solo traerá como consecuencia un comportamiento errático del perro, puede presentar momentos de intranquilidad y desorden por el simple hecho de estar acostumbrado a que siempre se le darán mimos, por supuesto la solución no es golpearlos, sino saber equilibrar la dosis adecuada de disciplina y cariño.

Las limitaciones son necesarias entre las personas y con los animales no debe haber excepción, los perros son mascotas sumamente inteligentes por lo tanto comprenderán que un buen comportamiento trae consigo recompensas, mientras que la hiperactividad, desobediencia y desorden pueden generar castigos, nunca físicos por supuesto. El punto es que la educación de la mascota dependerá del empeño que una persona ponga en ello, es fundamental cierto grado de afecto, después de todo las mascotas son para proporcionarse compañía, así que tener una y olvidarle completamente no es sano, puesto que la soledad les hace un gran daño emocional, pero debe evitarse la complacencia de caprichos de los perros.

Cómo establece una equilibrada relación de cariño.

  1. Diferenciar los buenos comportamientos de los malos, en la medida en que la mascota entienda esto será mucho más fácil su entrenamiento, premiar su buen comportamiento con cariño y galletas por ejemplo, además debe buscarse la forma correcta de reprender el mal comportamiento.
  2. Jugar con la mascota, es realmente necesario en especial cuando son cachorros, sin embargo de adultos no debe dejarse de lado, no solo es una oportunidad propicia para brindarle cariño, sino que además ayuda a mantener a la mascota en condiciones físicas.
  3. Evitar prolongadas horas de soledad de tu mascota, cuando se piensa en adquirir o aceptar un perro en casa es necesario preguntarse si se cuenta con el tiempo suficiente para dedicarle a este, en caso de ser negativa la respuesta es mejor no asumir la responsabilidad, el hecho de que un perro pase gran parte del día solo puede generar en el sentimiento de abandono, lo que desencadenará agresividad, llanto excesivo y algunos comportamientos inestables.
  4. Hablar de forma adecuada con la mascota, los perros si bien son animales, deben recibir como toda mascota un trato adecuado, por ejemplo, jamás debe gritárseles, entiende mejor cuando se les habla con un tono de voz moderado y mirándolos fijamente.

En general, la cantidad de cariño que le sea proporcionada a una mascota determinará qué tipo de comportamiento tendrá esta, qué tanto respetará las normas de casa, así que se debe aprender a darles el cariño adecuado, para que estos lo retribuyan de la mejor forma.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp