¿Qué riesgo implica la humanización de una mascota?

¿Qué riesgo implica la humanización de una mascota?

En España y distintas partes del mundo, los perros y gatos, así como otro tipo de mascotas, se han convertido en el acompañante predilecto de muchas personas. A tal punto, que incluso son considerados un miembro más de la familia, de hecho, en España, hay más perros y gatos que niños.

Y no es que, considerar a tu mascota parte de la familia esté mal, el problema radica en que algunas personas humanizan a sus mascotas. Hay coches para mascotas, ropa, accesorios, todo, pero, algunos expertos consideran que la humanización de una mascota es riesgosa ¿será esto cierto?

Riesgo de la humanización de una mascota

Hay quienes consideran que la mejor forma de tratar a sus mascotas es humanizándolas, pero, esto no es así, son más las consecuencias de esto, que los aspectos positivos. Conoce más al respecto.

  1. Al humanizar a tu mascota dañas su psiquis

No es igual domesticar a tu mascota, es decir, adaptarla para que pueda convivir en completa armonía con otras personas, a humanizarla, es decir, tratarla como si fuese otra persona. Los expertos aseguran que cuando proyectas un comportamiento humano hacia tu perro o gato, estás fomentando su desnaturalización.

Puedes compartir ciertas actividades con tu mascota, pero al obligar a esta a practicar actividades propias de los humanos, puedes crear problemas en la psiquis de estos. Vestir ropa de moda, es una práctica cada vez más común en perros y gatos, pero, excederse en esta puede generar problemas en tu mascota.

Obligar a tu perro a usar moños, accesorios, tutus, puedes estresarlos, esto para ellos no es común y en resumidas cuentas, les genera problemas psicológicos.

  • Generas un perro o gato muy dependiente

Entre tus responsabilidades como dueño de mascota está garantizar que este tenga un espacio para vivir sano y seguro. Pero, sobreproteger a tu perro, humanizarlo, puede crear una mascota demasiado dependiente a ti, inestable y esto no es para nada saludable.

  • Los dueños de mascotas también son más dependientes

Amar a tu mascota no está mal, tú adquiriste una gran responsabilidad al llevarlo a casa y deberás protegerlo siempre, pero, cuando eres dependiente a tu mascota desde el punto de vista emocional, entonces no estás ante una relación sana.

Ninguna dependencia emocional es saludable, por eso, ama a tu perro, pero evita depender emocionalmente de este, porque puedes llegar a convertirte incluso en una persona asocial.

  • Problemas de salud físicos

Además de las consecuencias de humanizar a tu mascota que ya hemos mencionado, algunos veterinarios alertan acerca de las reacciones dermatológicas que algunos animales pueden tener a los accesorios humanos. Hongos, dermatitis e infecciones son solo una parte de las afecciones físicas de humanizar a tu perro o gato.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp