Entrenar a un gato, ¿es posible?

Entrenar a un gato, ¿es posible?
Entrenar a un gato, ¿es posible?

Los gatos, a diferencia de los perros, no se esforzarán mucho por agradarte, para un gato su mayor prioridad es el mismo, son animales más independientes, no se trata de que no puedan hacerte compañía, se trata de que su apego hacia a ti nunca será como el de un perro.

Sin embargo, contrario a lo que estas peculiares características de los gatos puedan indicarte, es posible entrenarlo, puede resultarte una tarea un poco más compleja, pero siguiendo los consejos adecuados tendrás éxito en el proceso.

6 Claves para lograr entrenar a tu gato

Ya se estableció que es posible adiestrar a un gato, ahora debes comprender que su entrenamiento no ha de igualarse al de un perro, aunque ambos son animales muy inteligentes, sus conductas son totalmente distintas, así que usa estas claves para tener éxito en el entrenamiento de un gato.

  1. Genera un entorno cómodo para tu gato, esto es fundamental, ya que, para que el proceso de aprendizaje de tu gato sea más efectivo, este debe sentirse cómodo, elige un lugar de adiestramiento con acceso a su caja de arena, y agua.
  2. Evita entrenarlo después de la comida, a nadie le agrada hacer actividades después de comer, para muchos tras la comida una buena siesta es perfecta, para tu gato funciona igual, después de comer, tu gato no prestará atención al entrenamiento.

Por el contrario un poco de hambre puede funcionar como mayor motivación, esto según los expertos,  en especial si implementas premiar al gato tras cada truco u orden que obedezca.

Hay una línea muy delgada entre matar a tu gato de hambre y entrenarlo cuando tiene un poco de hambre, en caso de la primera, no querrá aprender nada, solo se enfocará el comerse el snack para gatos que le estés ofreciendo.

  • El entrenamiento ha de ser corto; ojo con esto, para los gatos que están entrenando por primera vez unos pocos minutos bastarán, incluso para los gatos que tienen más tiempo entrenando un entrenamiento mayor a 10 minutos puede llevar a asociar el adiestramiento con sentimientos negativos.
  • No dejes de lado los premios, los premios en el entrenamiento para gatos y perros son clave, pero, en el caso de los gatos procura que sean golosinas muy pequeñas, así evitarás el sobrepeso.

Incluso jugar o mimos pueden resultar un premio para tu gato tras el entrenamiento.

  • Otra clave para el entrenamiento de gatos es usar un tono de voz adecuado, los gatos son muy sensibles a ruidos, trátalo con respeto y recibirás una mayor aceptación.
  • Finamente, enfócate en los malos comportamientos de tu gato, es decir, si se sube a la mesa, no usa el arenero para gatos, rasga las cortinas, estas son las conductas a corregir durante el entrenamiento, enfócate en ellas y se constante.

Con la dedicación, constancia y paciencia suficiente, puedes lograr entrenar a tu gato, aunque tienen una mala reputación como animales ariscos, si sabes ganarte su confianza será un fiel compañero durante toda su vida.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp