Beneficios de vivir con Perros para el Sistema Inmunológico de los niños

Beneficios de vivir con Perros para el Sistema Inmunológico de los niños.

Algo que es muy común oír a los abuelos es que es necesario dejar que los niños se inmunicen, estar en contacto con la tierra, jugar con ella, caminar descalzo,  son cosas que aparentemente contribuyen en esto, pero hay una forma muy efectiva de ayudar al fortalecimiento del sistema inmunológico de los niños y hacerlos feliz al mismo tiempo, ¿Cómo?, poniéndolos en contacto con una mascota, que un niño crezca al lado del mejor del amigo del hombre, es decir, un perro lo ayudará a crecer tan sano y fuerte como se desea.

Beneficios de vivir con Perros para el Sistema Inmunológico de los niños.
Beneficios de vivir con Perros para el Sistema Inmunológico de los niños.

Siempre se ha hablado de que los perros e incluso los gatos representan un riesgo para la salud de los más pequeños, pero la verdad es que muchos estudios han demostrado que estando en contacto con estos animales el niño es menos propenso a afecciones respiratorias y otra serie de infecciones, porque la suciedad que pueda tener un perro en sus patas o en cualquier parte del cuerpo, ayuda a que el sistema inmunológico del pequeño se haga más fuerte, por supuesto también es necesario darle cuidados al perro y asegurase de que esté en buen estado de la Salud, de lo contrario más que ayudar al niño puede ser un riesgo para este.

¿Cuándo es más efectivo el contacto con los perros?

Desde el proceso de gestación el contacto con los perros hará que él bebe nazca mucho más sano, una vez que nace es fundamental dejarlo jugar con el perro de esta formará estará en proceso de inmunización, sus defensas de fortalecerán y será menos propenso a adquirir ciertas enfermedades o ayudará a que estás lo afecten lo menor posible.

Los estudios demuestran que los niños que durante su primer año de vida han convivido con un perro en casa son en esencia mucho más sanos y fuertes, es por eso que definitivamente la mejor forma de ayudarlos a estar protegidos es dejándolos interactuar con una mascota desde pequeño.

Menos alergias e infecciones.

  1. Cuando un niño crece al lado de un perro es menos propenso a desarrollar alergia asociada al pelo de este animal, contraria a los niños que nacen en hogares donde no hay perros y son propensos a que cuando estén en contacto con estos después de adultos desarrollen alergias.
  2. Infecciones respiratorias, rinitis y otro tipo de enfermedades al parecer afectan menos a los niños que desde temprana edad han tenido contacto con perros, en general el hecho de que los perros pasen gran parte de su tiempo al aire libre y luego jueguen con el niño ayuda a que el sistema inmunológico del pequeño se fortalezca, pudiendo hacerle frente de la mejor forma a estas enfermedades.
  3. Mejoran la flora intestinal, el perro al parecer actúa como probióticos ayudando así a que las bacterias buenas por denominarlas de alguna forma, que comúnmente se encuentran en el estómago de las personas se fortalezcan logrando así mantener el intestino sano.

Adorables, fieles, cariñosos son palabras con las que normalmente puede definirse a un perro, pero tras leer esto también pueden categorizarse como medicinales, así que si hay niños en casa definitivamente es hora de comprarles un perro como mascota.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp